Abusos, violencia y maltrato - De Salud Psicólogos Madrid

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Problemas > El trauma psicológico
Abusos, violencia y maltrato
¿En qué medida los abusos, la violencia o el maltrato producen un trastorno traumático?

Una situación de abuso, abandono, violencia física o psicológica y maltrato repetida en el tiempo puede llegar a producir un trastorno traumático múltiple o complejo, pricipalmente cuando se produce en la infancia. Dicha situación puede encontrarse pricipalmente en el seno de la familia o en el colegio, aunque también a una edad adulta, dentro de la pareja, familia, en el trabajo o en diversos contextos sociales. Ambos momentos pueden producirse en la misma persona con con lo que el daño psicológico en estos casos es muy importante.



¿Cuáles son las consecuencias de los abusos, la violencia o el maltrato habituales?

Las principales consecuencias de los abusos, violencia física o psicológica, el abandono o el maltrato, son la pérdida de la autoestima, el miedo y angustia, la ansiedad, inseguridad, dolores y molestias físicas crónicas, dificultades de concentración, problemas de sueño y en la alimentación, depresión, imagenes, sensaciones o pensamientos intrusivos y recurrentes, y la dependencia emocional, principalmente cuando dichas situaciones se han producido a lo largo de muchos años en la vida de la persona.
¿Cuáles son las situaciones traumáticas más frecuentes?

Cualquiera de estas situaciones repetida en el tiempo puede dar lugar a un trastorno traumático con daños psicológicos:

  • Abandono físico o afectivo.
  • Burlas, aislamento o mobbing laboral.
  • Violencia y maltrato físico o verbal, discusiones y peleas.
  • Abusos sexuales reiterados.
  • Castigos injustificados.
  • Agresiones verbales injustificadas constantes.
  • Exigencias crueles e injustificadas.
  • Chantajes emocionales.
  • Falta constante de reconocimiento y de afecto.

    Problemas relacionados con el trauma





    Tratamiento psicológico de los abusos, la violencia y el maltrato.

    El tratamiento psicológico de los los abusos, la violencia o el maltrato necesita de un tratamiento con psicoterapia individual, siempre con la ayuda de técnicas como el EMDR, las técnicas sensoriomotoras, el EFT, método SHEC, el brainspotting o la hipnosis clínica, que en estos casos ayudan a resolver todas las memorias traumáticas acumuladas en la historia personal del paciente. Adicionalmente puede ser útil, según el caso, complementar dicho tratamiento con psicoterapia de pareja o de familia.


    Regreso al contenido | Regreso al menu principal