El comer emocional - De Salud Psicólogos Madrid

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Problemas > Trastornos de la alimentación
El comer emocional
¿En qué consiste el comer emocional?

El comer emocional consiste en el consumo de alimentos como forma de afrontar las emociones, como por ejemplo, en comer dulces tras una ruptura amorosa, en momentos de tensión, etc. En el fondo refleja una pérdida de control emocional, necesidad de llenar un vacío en la vida.

El comer emocional no en malo si es esporádico; el problema es cuando se convierte en parte de la conducta habitual, cuando se usa con frecuencia para acallar emociones, o en una ansiedad permanente.




¿Cuáles son las causas del comer emocional?

Las causas del comer emocional se relacionan con con estrés, el aburrimiento, la tristeza y depresión, insatisfacción personal, carencias afectivas, miedo, autocastigo o como forma de evasión o expresión de un descontrol impulsivo.

Sin embargo, habitualmente, detrás del comer emocional suele existir un problema de autoestima, así como una dificultad de afrontamiento de los problemas de la vida cotidiana. Existe también un comer emocional como expresión habitual del placer, como hábito tras momentos emocionales positivos, aunque es menos habitual y dañino.
¿Cuáles son los síntomas del comer emocional?

  • Incapacidad de control sobre la comida en momentos difíciles.
  • Comer aunque no se tenga hambre, hasta límites de incomodidad y saciedad física.
  • No se come, se devora cualquier cosa.
  • Consumo de grandes cantidades de comida a la vez.
  • Consumo muy rápido.
  • Se come habitualmente a encondidas, aisladamente.
  • Durante la comida existe sensación de tristeza, vacío o ansiedad.
  • Relajamiento y bienestar durante la comida, con sensación de culpa posterior.
  • Abuso de hidratos de carbono, dulces o  'comida basura'.

Tipos de trastornos de la alimentación



Anorexia nerviosa
Bulimia nerviosa
Malos hábitos alimentarios


Tratamiento psicológico del comer emocional

El tratamiento psicológico del comer emocional conlleva siempre una psicoterapia individual como base, con la ayuda de técnicas como el EMDR, Brainspotting, EFT, o hipnosis clínica.

Desde nuestra experiencia como psicólogos, este trastorno puede ser el resultado de otros problemas de personalidad, de ahí la necesidad de la psicoterapia individual que analice el fondo de las carencias, así como el vacío personal que habitualmente siente este tipo de pacientes.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal