Estrés laboral - De Salud Psicólogos Madrid

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Problemas > Problemas y conflictos laborales
El estrés laboral
¿En qué consiste el estrés laboral?

El estrés laboral o en el trabajo se caracteriza por una creciente sensación de presión que puede llegar a provocar afectaciones físicas o psicológicas con consecuencias que, además de afectar a la propia salud, también implican al entorno más próximo, como la familia o los amigos.

Además de la propia presión laboral, este tipo de estrés también se encuentra en personalidades muy competitivas, autoexigentes, perfeccionistas, o adictas al trabajo, y en donde el trabajo no es el problema, sino ellos mismos como personas.




¿Cuáles son las causas del estrés laboral?

El estrés laboral no lo padece todo el mundo, aún bajo las mismas exigencias. En el estrés existen variables de personalidad que modulan el efecto de las presiones externas haciéndolas más o menos perjudiciales. Si bien es cierto que determinadas condiciones son en sí mismas dañinas (excesivas exigencias y horas de trabajo, pocos descansos o vacaciones, etc), personalidades muy competitivas y agresivas (personalidades tipo A), perfeccionistas, inseguras, poco asertivas, con baja autoestima o adictas al trabajo, son más propensas a padecer los problemas físicos y psicológicos de este tipo de estrés.
¿Cuáles son los principales síntomas del estrés laboral?


Problemas y conflictos laborales



Adaptación a los cambios
Despido y búsqueda de empleo
Dificultades directivas


Tratamiento psicológico del estrés laboral

El tratamiento psicológico del estrés laboral, además del cambio en las condiciones laborales externas cuando es posible, se basa fundamentalmente en el tratamiento de las variables personales que determinan dicha respuesta de estrés. En este caso se trataría la autoexigencia, la necesidad de competir, el perfeccionismo, la adicción al trabajo como estilo de vida, o una baja autoestima e inseguridad. Es útil, en este sentido, una psicoterapia breve con la ayuda también de técnicas como la relajación, el EMDR, la autohipnosis, el EFT o la restructuración cognitiva.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal