Fagofobia o miedo a atragantarse - De Salud Psicólogos Madrid

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Problemas > Fobias y temores
Fagofobia o miedo a atragantarse


¿Qué es la fagofobia, o el miedo a atragantarse?

La fagofobia es un miedo irracional a tragar o atragantarse al comer. Se siente la garganta más estrecha, que hay o puede haber algo que impide tragar, lo que genera el temor de que la comida no podrá pasar y se producirá un ahogamiento.

Las personas con esta fobia sólo suelen comer alimentos fáciles de tragar y los mastican excesivamente. Algunos fagofóbicos dejan incluso de comer o acaban tomando únicamente líquidos, lo que convierte a esta fobia en un trastorno grave de la alimentación.
Síntomas de la fagofobia

Cada vez que surje el momento de comer, los síntomas de la fagofobia o miedo a atragantarse, suelen ser:

  • Pensamientos recurrentes y miedos sobre la comida.
  • Recuerdos de otros momentos en los que se pasó mal.
  • Dificultad para respirar, mareos, sudoración, ahogo.
  • Náuseas, boca seca, temblores, palpitaciones.
  • Miedo a morir atragantado, ataques de ansiedad.



¿Qué problemas produce la fagofobia?

Los problemas de la fagofobia son médicos y psicológicos: Inanición, pérdida de peso, cambio drástico de alimentos básicos por líquidos, falta de proteinas, vitaminas y minerales, así como aislamiento social e inseguridad personal.



Otras fobias y temores


Ver Fobias y Temores >>
¿Cuál es la causa de la fagofobia?

La fagofobia es un trastorno de origen psicológico cuya causa a veces se basa en un hecho traumático anterior, algún episodio de atragantamiento que causó un gran temor y angustia.

No obstante, la fagofobia también puede originarse como una derivación de otro tipo de angustia no siempre relacionada originalmente con la comida. Con frecuencia es una expresión simbólica inconsciente de situaciones y conflictos difíciles de afrontar.


Tratamiento psicológico de la fagofobia

En el tratamiento psicológico de la fagofobia, o el temor a atragantarse, suele ser muy específico, si no está complicada con otro tipo de fobias como por ejemplo, fobias sociales graves. En este sentido desde nuestra experiencia de psicólogos, proporciona buenos resultados el tratamiento con EMDR (dado que puede haber un acontecimiento traumático de atragantamiento vivido u observado en otra persona), hipnosis clínica, autohipnosis, así como el método SHEC o Técnicas de Integración Cerebral, el Brainspotting, la relajación o las visualizaciones dirigidas. Si la fagofobia está inmersa dentro de un grupo de fobias más amplias, es necesaria además una psicoterapia breve o de larga duración, según el caso.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal