Fobia a inyecciones, sangre, hospitales - De Salud Psicólogos Madrid

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Problemas > Fobias y temores
Fobia a las inyecciones, a la sangre y a los hospitales


¿En qué consiste la fobia a las inyecciones, a la sangre y a los hospitales?

La fobia a la sangre, igual que la fobia a los hospitales o a las inyecciones, se basa en un temor irracional con reacciones incontrolables y desmesuradas en estas situaciones.

Se relacionan con el temor a la enfermedad, a la muerte y con la hipocondría. En el caso concreto de la fobia a las inyecciones, puede existir un temor específico a las agujas o a las propias inyecciones en sí mismas como sensación.
¿Qué consecuencias tiene el temor a la sangre, a las inyecciones o a los hospitales?

La principal consecuencia es la evitación de todo contacto con estas situaciones, lo que puede producir problemas de salud en la medida en que los afectados son incapaces de ir a un hospital, ver su propia sangre (o la de otros), hacerse un chequeo o un tratamiento médico necesario, incluso en situaciones de urgencia.





Otras fobias y temores


Ver Fobias y Temores >>
¿Cual es la causa del miedo a la sangre, inyecciones u hospitales?

El temor a las inyecciones, hospitales o sangre, como en otras fobias, se relaciona con experiencias negativas, a veces sensaciones fuertes desagradables vividas en el pasado, aunque también puede derivar de haber sido testigo de un acontecimiento en este sentido. En el caso de la fobia a las inyecciones puede existir un miedo diferenciado entre la fobia a las agujas o el temor a las inyecciones. En todos los casos suele haber una hipocondría con causas más relacionadas con angustia y miedos profundos.

¿Cuáles son los síntomas de la fobia a las inyecciones, hospitales o sangre?


Tratamiento psicológico de la fobia a los hospitales, a la sangre o a las inyecciones

En el tratamiento psicológico del temor a las inyecciones, fobia a los hospitales o miedo a la sangre, dado que suele ir asociado a ideas hipocondriacas y ansiedad, el tratamiento más adecuado se basa en psicoterapia breve junto a técnicas como el EMDR, la hipnosis clínica, el Brainspotting, el EFT o la relajación.

No obsrtante, a veces esta fobia no es más que expresión de una dinámica de personalidad más profunda de donde pueden provenir otros problemas y temores más amplios.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal