Miedo y angustia - De Salud Psicólogos Madrid

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Problemas > Estrés y ansiedad
Miedo y angustia
¿En qué consiste el miedo y la angustia?

La angustia y el miedo están unidos. Habitualmente cuando un estado de ansiedad es muy intenso, puede dar lugar a la angustia y a una sensación de miedo generalizado, no específico, y que puede focalizarse en cualquier situación.

Realmente el temor domina la vida cotidiana, las labores y tareas más simples se ven obstaculizadas, las relaciones personales y laborales entorpecidas. Y la angustia se acaba expresando a través de síntomas físicos, corporales.



¿Cuáles son los síntomas del miedo y la angustia?

  • Sensación irracional de que algo malo va a suceder.
  • Molestias físicas, trastornos psicosomáticos.
  • Vivencia de peligro inminente, sin causas objetivas.
  • Pensamiento pesimista, negativo, irracional constante.
  • Búsqueda de la seguridad y conductas de evitación de posibles peligros.
  • Sudoración, temblores, opresión en el pecho.
  • Insomnio y pesadillas con despertares súbitos.
  • Recuerdos constantes de desgracias o accidentes, propios o de otros.
  • Tendencia al sobresalto contínuo, temblores.
¿Cuáles son las causas del miedo y la angustia?

El miedo y la angustia, cuando son un rasgo permanente del carácter, su origen se relaciona fundamentalmente con:

Estos estados permanentes de miedo y angustia, suelen ser el resultado de una activación, de una percepción de peligro pasada, de malas experiencias no resultas, que por alguna razón no han sido resultas emocionalmente.

    Problemas relacionados con el estrés y ansiedad



    Memoria y concentración
    Ataque de pánico
    Tartamudez


    Tratamiento psicológico del miedo y la angustia

    El tratamiento psicológico del miedo y la angustia, desde nuestra experiencia como psicólogos, responde bien a la psicoterapia breve o de larga duración, con la ayuda de la hipnosis clínica, focusing, EMDR o brainspotting. Como se ha indicado, con frecuencia el miedo, pánico o angustia, aparece tras una situación de estrés postraumático, estrés laboral, duelos y pérdidas importantes, o separaciones o accidentes.


    Regreso al contenido | Regreso al menu principal