Cómo trabajamos

Nuestra orientación psicoterapéutica es integradora. Es decir, trabajamos con distintos abordajes psicológicos y médicos en función de las necesidades de cada caso. 

Tras el primer contacto, y antes del inicio definitivo del tratamiento psicológico, nuestro procedimiento de trabajo consta de una primera entrevista inicial.

PRIMERA ENTREVISTA

Breve entrevista gratuita informativa inicial de unos 20 minutos (por teléfono, Skype o personalmente), en donde se establece:

  • El contrato y marco terapéutico más adecuado.
  • Una explicación de lo que es la terapia psicológica.
  • El abordaje y técnicas disponibles.
  • La frecuencia ideal de consultas.
  • El precio y forma de pago.

Y posteriormente de dos o tres sesiones de evaluación psicológica y médica para el establecimiento de los objetivos del tratamiento psicoterapéutico.

DESPUÉS …

Durante la primera y segunda consulta se lleva a cabo una evaluación y psicodiagnóstico así como, si procede, una valoración médica en donde se determina:

  • El problema y los posibles factores que lo han causado.
  • Diagnóstico de lo que está sucediendo.
  • Valoración y revisión médica, si es necesario.
  • Tipo de abordaje terapéutico más adecuado.
  • Uso o ajuste de medicación complementaria si es necesario.
  • Objetivos terapéuticos y duración estimada del tratamiento
La valoración médica

En aquellos casos en los que se considere necesario, se realizará una valoración médica que consiste en una entrevista clínica y exploración física que nos aporta información sobre antecedentes previos, intervenciones quirúrgicas, tratamientos farmacológicos o enfermedades que puedan influir en el origen o evolución del proceso psicológico.

Desde un punto de vista integrador, nuestro objetivo se basa en un abordaje terapéutico global durante el proceso, con las intervenciones que requiera cada caso en particular. Se incide en este sentido en la importancia de hábitos saludables como base fundamental, así como una valoración para instaurar un tratamiento farmacológico específico o realizar controles y seguimiento de tratamientos ya instaurados, siempre en conjunción con la psicoterapia.

El tratamiento psicológico, duración y frecuencia de las sesiones

El tratamiento psicológico habitualmente se establece en una o dos consultas semanales, según las circunstancias, con una duración de 60 minutos por sesión en el caso de la psicoterapia individual, de la terapia de pareja y de familia, y de 90 minutos en la psicoterapia de grupo así como en los abordajes con coaching.

El tratamiento individual puede orientarse hacia una psicoterapia breve o hacia una psicoterapia de larga duración, según el tipo de problemática. Esencialmente se busca la reducción o eliminación de los síntomas detectando y resolviendo el origen del problema, favoreciendo así progresivamente una mejora de la calidad de vida, obtención de recursos para afrontar la realidad, capacidad para realizar cambios vitales deseados, en la propia autopercepción y del entorno, superación de las propias limitaciones, así como la eliminación en general del sufrimiento.

La duración total del tratamiento siempre estará siempre en función del tipo de problemática y objetivos planteados, aunque cuando el abordaje es posible con psicoterapia breve, la duración se estima y establece de antemano en número de sesiones.