Obsesiones - De Salud Psicólogos Madrid

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Problemas > Obsesiones
Obsesiones
¿En qué consisten las obsesiones?

Las obsesiones cubren un amplio rango de trastornos en donde subsisten ideas intrusivas, las repeticiones, compulsiones o necesidad de repetir algo porque nunca se está seguro de haberlo hecho bien, las preocupaciones insistentes por enfermedades o aspecto físico, o un perfeccionismo que lleva a límites de exclavitiud para el afectado y para quien le rodea.
La principal característica de las obsesiones es el enorme sufrimiento que producen en quien las pacede, le hacen sentir exclavo e indefenso, y al tiempo incapaz de controlarlas.




¿Qué consecuencias tienen las obsesiones?

Las obsesiones tienen un amplio rango de limitaciones en la vida personal, social, afectiva y laboral. La característica esencial de las obsesiones es el sufrimiento del propio afectado que no es capaz de liberarse de las ideas, rituales o pensamientos que le invaden y que parecen incrementarse con sus intentos de control. Pueden llevar a no poder salir a la calle, tocar objetos, visitar médicos constantemente, verse exclavo de tareas repetitivas sin sentido aparente. En el fondo existe el temor de que algo terrible puede suceder, con la consiguiente ansiedad y angustia permanentes.
¿Cuáles son los síntomas de las obsesiones?

  • Ansiedad y angustia.
  • Miedo permanente.
  • Pensamientos catastrofistas.
  • Necesidad de perfeccionismo.
  • Temor a morir, de hacer daño o de que ocurra algo malo.
  • Hipercontrol personal y de los que le rodean.
  • Control de las emociones.
  • Excesiva precaución en todo lo que se hace.
  • Síntomas psicosomáticos.
  • A veces se acompañan de tics o de movimientos incontrolados.
  • Conductas repetitivas.

Tipos de obsesiones



Hipocondría
Dismorfofobia
TOC
Perfecionismo



Tratamiento psicológico de las obsesiones

El tratamiento psicológico de las obsesiones se basa en psicoterapia de larga duración. Complementariamente, son útiles las técnicas como el EMDR, las visualizaciones, el brainspotting o el EFT. Igualmente, desde nuestra experiencia de psicólogos, ayuda la psicoterapia de grupo en la medida en que permite la exteriorización de la situación personal.

En casos más graves, suele ser necesaria la ayuda de medicación complementaria con fármacos clásicos como la clomipramina, o más recientes, como la flouxetina o paroxetina, acompañado, según el caso, de alguna benzodiacepina.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal