Onicofagía, o morderse las uñas - De Salud Psicólogos Madrid

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Problemas > Descontrol de los impulsos
Onicofagia, o moderse las uñas
¿En qué consiste la onicofagia?

La onicofagia, o morderse las uñas, es el hábito de comerse las uñas, generalmente de los dedos de las manos. Es un trastorno que puede precisar de ayuda profesional, teniendo en cuenta que la persona que lo padece puede llegar al extremo de dañarse la piel, provocándose auténticas heridas en los dedos.

A veces, la uña puede llegar a un punto en el que no crezca más, quedándose pequeña permanentemente provocando el ensanchamiento del dedo, lo que conlleva a deformaciones. Se relaciona estrechamente con la dermatilomanía.




¿Cuáles son las consecuencias de la onicofagia, o de moderse las uñas?

Las consecuencias más directas de la onocofagia o de morderse las uñas, desde un punto de vista físico, son las infecciones bucales, las lesiones en los dedos en donde a veces se observan auténticos sangrados y heridas, así como las deformaciones permanentes.

Desde un punto de vista social, este tipo de trastornos proporcionan una mala imagen personal. A ello hay que añadir los sentimientos de culpa que se derivan del no poder contener este impulso.
¿Cuáles son las causas de la onicofagia, o de morderse las uñas?

La onicofagia, o moderse las uñas, tiene como posibles causas:


Tipos de descontrol de los impulsos


Cleptomanía
Tricotilomanía
Dermatilomanía
Tics nerviosos



Tratamiento psicológico de la onicofagia, o de morderse las uñas

El tratamiento psicológico de la onicofagia responde bien habitualmente con técnicas como la relajación, el EMDR, el EFT, la hipnosis clínica o el Brainspotting.

Como psicólogos, nuestra experiencia nos indica la necesidad de estudiar el contexto personal en donde se produce la onicofagia, teniendo en cuenta que suele ser el resultado de situaciones externas difíciles o de vivencias relacionadas con la propia estructura de personalidad.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal