¿Qué es una psicoterapia?

Una terapia psicológica o psicoterapia tiene por finalidad facilitar el cambio a través de tu conocimiento personal. Es un momento libre, sin riesgos, en donde solo tú eres el protagonista.

El psicoterapeuta te acompaña, te ayuda, orienta tus pasos, te guía en tu propia búsqueda, sirviéndote de apoyo o de sostén en los momentos difíciles. Nunca te dirá lo que tienes que hacer, nunca te dará un consejo directo porque, sencillamente, eso no funciona, no es útil, no ayuda, por mucho que creas lo contrario.

¿Cómo se desarrolla una terapia psicológica?

Mediante la relación constante y periódica con el psicoterapeuta, y con la ayuda de diversas técnicas, vas tomando contacto con el sentido y origen de tus problemas, con su significado. Desde ahí siempre resulta más fácil abandonar lo que dificulta tu vida. Los síntomas tienen una función; nacieron como un medio de adaptación, de defensa, ante situaciones pasadas aunque te hagan difícil la vida actual. En algunos casos la psicoterapia individual puede complementarse con la psicoterapia de grupo, dado que proporciona una visión más amplia de los problemas permitiéndote ensayar, sin riesgos, nuevas posibilidades de cambio.

LAS ANTIGÜAS PSICOTERAPIAS Y LOS MUCHOS AÑOS EN TRATAMIENTO

Siempre se ha oído hablar de casos de tratamientos con psicoanálisis de muchos años de duración.

Actualmente los tiempos han cambiado y las antiguas psicoterapias, junto con el psicoanálisis, han evolucionado, acortando sustancialmente el tiempo así como aumentando la eficacia de los tratamientos. El desarrollo de nuevas técnicas así como el progresivo conocimiento de la neurobiología han hecho que la psicoterapia sea cada día más accesible en tiempos y posibilidades para todo el mundo. Lo que antes eran muchos años, hoy en día pueden ser unos meses o semanas.

¿Cuánto dura una terapia psicológica?

En cuanto a la duración total de una terapia psicológica, los tiempos han cambiado y cada día se ha reducido más su tiempo. A esto ha contribuido la evolución de la propia psicoterapia y la utilización y desarrollo de nuevas técnicas que facilitan y aceleran el proceso.

En cualquier caso estamos hablando desde unas pocas sesiones hasta unos meses, dependiendo de la gravedad del problema y de la persona. No obstante, siempre realizamos una estimación tras las primeras sesiones de evaluación.