Problemas con abuelos y familia extensa - De Salud Psicólogos Madrid

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Problemas > Problemas familiares
Problemas con abuelos y familia extensa
¿En qué consisten los problemas con los abuelos y familia extensa?

Los problemas con los abuelos y familia extensa en general se relacionan con los conflctos que la pareja puede tener con abuelos, tíos o familia política en general en relación a los hijos. Con frecuencia la familia se ve inmersa en influencias y presiones externas que perjudican su unidad.

Pueden darse en este sentido presiones en relación a la educación de los hijos, sus costumbres, contradecir y criticar las normas paternas o tratar de ejercer influencia sobre estos por encima de la autoridad de la familia.




¿Cuáles son las consecuencias de los problemas con los abuelos o familia extensa?

Normalmente las consecuencias de los problemas y enfrentamientos con los abuelos o familia extensa es la pérdida del equilibrio familiar y de la relación con los hijos. Pueden acabar derivando en discusiones entre la pareja o con los propios hijos que acaban siendo afectados e influidos por estas influencias externas, expresándose en una toma de postura o en actitudes enfrentadas con los padres. En este sentido es necesario enfatizar que una familia siempre debe conservar y defender su unidad por encima de todo.
¿Cuáles son las principales manifestaciones de los problemas con los abuelos o familia extensa?

  • Comentarios e influencias enfrentadas a la autoridad de los padres.
  • Tratar de influir sobre los hijos de la pareja en contra de las costumbres o normas familiares.
  • Enfrentamientos entre la pareja.
  • Discusiones con los abuelos y familia extensa.
  • Influencias o críticas de un miembro de la pareja.
  • Presencia excesiva y dominancia sobre la familia a través de los hijos.

Tipos de problemas familiares






Tratamiento de los problemas con los abuelos o familia extensa

En el tratamiento psicológico de los problemas familiares con los abuelos o familia extensa es necesaria una terapia de familia que facilite la unión entre los miembros de la familia, reorientando la comunicación y la convivencia. Es necesario, desde nuestra experiencia como psicólogos, enfatizar que una familia debe ser una unidad por encima de cualquier influencia externa que pueda afectar su relación interna y normas de convivencia con los hijos. Nadie ajeno a la propia familia puede cuestionar la autoridad de los padres sobre los hijos.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal