Problemas sexuales - De Salud Psicólogos Madrid

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Problemas > Problemas sexuales
Problemas sexuales
¿Cuáles son los problemas sexuales más frecuentes?

Los problemas sexuales más frecuentes se relacionan con la impotencia y frigidez, la falta de orgasmos o anorgasmia, el dolor en las relaciones, la aversión al sexo, la falta de deseo sexual, los problemas de eyaculación y las parafilias o desviaciones de las prácticas sexuales habituales.

En la inmensa mayoría de los casos estos problemas sexuales tienen su origen en la ansiedad, impulsividad, temor, inseguridad o autoestima, aunque también pueden deberse a traumas, una mala relación de pareja o experiencias previas muy negativas.




¿Cuáles son las consecuencias de los problemas sexuales?

Las consecuencias más habituales de los problemas sexuales se relacionan con el deterioro de la pareja, en donde los problemas sexuales acaban reforzando una mala imagen personal o una baja autoestima.

Suele ser frecuente en algunas parejas con muchos años de convivencia, la frialdad, la rutina, incluso el abandono definitivo de las relaciones, bien por insatisfacción y aburrimiento, o porque alguno de los miembros de la pareja nunca se ha sentido cómodo con las relaciones sexuales.
¿Cuáles son las causas de los problemas sexuales?


Tipos de problemas sexuales


Problemas de eyaculación
Aversión al sexo
Falta de deseo sexual


Tratamiento psicológico de los problemas sexuales

El tratamiento psicológico de los problemas sexuales es múltiple, al igual que sus posibles causas. En este sentido, y dependiendo del caso, como psicólogos utilizamos:

  • La psicoeducación o información actualizada objetiva sobre el sexo, con el fin de reducir miedos o corregir mitos o ideas irracionales.
  • La terapia de pareja, con el fin de tratar los propios problemas sexuales o los derivados de estos en la relación.
  • Psicoterapia individual, en el tratamiento de problemas más hondos como la autoestima, impulsividad, miedos o malas experiencias.
  • Ejercicios específicos, conjuntos en pareja o de forma individual en el tratamiento de dificultades concretas y en donde básicamente se cambian malos hábitos. Se trata de reaprender, de romper viejos condicionamientos muy ligados a la ansiedad.
  • Como técnicas complementarias a la psicoterapia individual son útiles el EMDR, el brainspotting, la hipnosis clínica o las visualizaciones.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal