Tanatofobia o miedo a morir

Si bien el miedo a morir es extendido y generalizado, la tanatofobia, sin embargo, es el temor extremo a morir o a sufrir la muerte de personas queridas. Las personas con tanatofobia viven en un constante estado de alerta, con angustia y ansiedad ante cualquier circunstancia, lo que al final no les permite disfrutar de la vida.

Existen variantes dentro del miedo a morir, tales como la somnifobia, o el miedo a dormir o dejar de respirar mientras se duerme. No obstante, las personas que tienen miedo a morir igualmente suelen padecer un exagerado temor a las enfermedades y, en general, sufren de ideas hipocondriacas.

Tanatofobia - miedo a morir y a la muerte

¿Por qué tengo miedo a morir?

El miedo a morir suele ser aprendido de los padres o figuras cercanas en la infancia que transmitieron involuntariamente sus propios temores, o de experiencias traumáticas en donde se ha perdido a seres queridos o se ha presenciado la muerte de alguien.

Dado que el temor a morir, tanatofobia o fobia a la muerte, se asocia con el temor a la oscuridad o a lo desconocido, habitualmente esta fobia suele tener también raíces profundas en la educación o vínculos infantiles difíciles o problemáticos con los padres o educadores. Esto suele expresarse en frecuentes y repetitivas pesadillas de muerte y destrucción que, a su vez, fomentan el miedo.

No obstante, en la base de la tanatofobia también puede encontrarse el miedo a no vivir. Caracteres autoexigentes o personas que se sienten insatisfechas con el curso de su vida, temen morir en un momento dado ante la sensación de no haber vivido, de no haber aprovechado sus días.

¿Cuáles son los síntomas del miedo a morir?

En general, el temor a morir se puede manifestar de muchas formas. Así, algunas personas sienten vacío en el pecho, otras personas se despiertan durante la noche con terribles pesadillas de muerte. En otros casos preocupa la muerte desde la perspectiva de perder a los seres más queridos.

Así, los síntomas de la tanatofobia o miedo a morir son:

Frecuentemente, pueden aparecer dificultades para dormir, por el temor a fallecer durante el sueño, a no despertarse, así como un importante temor a la oscuridad.

EPICURO Y EL MIEDO IRRACIONAL A LA MUERTE

Epicuro, un filósofo griego del siglo IV antes de Cristo, ya indicó que para hallar la felicidad debemos evitar todo tipo de miedos. Para él se reducían a cuatro: El tiempo, que mata los placeres; el dolor, que siempre puede estar presente; el temor a los dioses y, por último, el miedo a la muerte.

Para Epicuro la muerte es la privación de toda sensación. No sentimos absolutamente nada al morir. Pero, en cambio, en vida, todo lo bueno y malo nacen de las sensaciones. Entonces, si la muerte es la privación del sentir y la vida es justamente lo contrario, ¿por qué motivo temer a la muerte?. Cuando existimos no está presente y cuando está presente ya no existimos y, por tanto, no la sentimos.

Exactamente dijo: ‘Acostúmbrate a pensar que la muerte no es nada para nosotros. Porque todo bien y todo mal reside en la sensación, y la muerte es privación del sentir. Por lo tanto, el recto conocimiento de que nada es para nosotros la muerte hace dichosa la condición mortal de nuestra vida; no porque le añada una duración ilimitada, sino porque elimina el ansia de inmortalidad. Nada hay, pues, temible en el vivir para quien ha comprendido rectamente que nada temible hay en el no vivir’.

¿Qué consecuencias tiene el miedo a morir?

La principal consecuencia de la tanatofobia o miedo a morir es la incapacidad de disfrutar del presente, con el temor o presentimiento constante de que algo malo va a suceder, de que la muerte va a llegar en cualquier momento. La persona que padece esta fobia vive en permanente estado de alerta, por miedo a morir o a perder a un ser querido.

Viven con constantes sobresaltos, con ansiedad, esperando una desgracia en cualquier momento, siendo habitual en estos casos las ideas hipocondriacas, el temor a una enfermedad grave que les lleve a una muerte inminente a ellos o a los suyos.

Hay que tener también en cuenta el impacto de esta fobia en el entorno más cercano (familia, amigos), pendiente y sobresaltado permanentemente con la ansiedad y el miedo de estos pacientes que no parece apaciguarse con ningún esfuerzo o gesto tranquilizador por parte de ellos.

Tratamiento psicológico del miedo a morir

Además de las naturales técnicas de relajación o el llevar una vida sana y equilibrada (ejercicio, alimentación, sueño, etc), el tratamiento psicológico de la fobia a la muerte, dado que suele ir asociado a ideas hipocondriacas, ideas obsesivas así como con ansiedad y temor, se basa principalmente en una psicoterapia individual. Hay que tener en cuenta que la base de estos temores relacionados con la destrucción o desaparición de la vida, frecuentemente está anclada a experiencias y vinculaciones infantiles antiguas con las figuras parentales. El propio entorno familiar suele ser, a veces, un sostenedor de dicho temor si este es compartido.

Desde nuestra experiencia como psicólogos online, dicho tratamiento suele responder bien acompañado de técnicas como el EMDR, el brainspotting, o el EFT .

miedo a la muerte