Vacío existencial

El vacío existencial o emocional es un sentimiento de apatía, aburrimiento y alienación social acompañado de distimia, depresión, desesperanza, sentimiento de soledad así como de otros desórdenes emocionales. También puede formar parte del proceso natural de la pena o duelo resultado de la desaparición de un ser querido o de algún cambio vital significativo.

La persona con vacío existencial se aburre con frecuencia, es pesimista y padece apatía. No encuentra nada que le guste o que le provoque alegría. Siente que no hay nada que merezca la pena.

¿Cuáles son las consecuencias del vacío existencial o emocional?

En el vacío existencial o emocional existe la sensación de que falta algo que no se logró llenar dentro de uno mismo, o bien porque se perdió o porque nunca se tuvo, normalmente motivaciones, afectos o emociones.

El vacío existencial puede derivar en depresión, en otros trastornos emocionales o psicosomáticos, así como en el aislamiento social y abandono personal. También suele aparecer como resultado de un cambio vital o una pérdida importante.

¿Cuáles son los síntomas del vacío existencial o emocional?

Los principales síntomas del vacío personal o emocional son:

  • Sensación permanente de que falta algo.
  • Desmotivación general.
  • No se le encuentra sentido a la vida o a lo que se tiene.
  • Aburrimiento permanente, nada le satisface.
  • Hacer cosas produce angustia.
  • Inseguridad.
  • Aislamiento social.
  • Sentimientos de estar a la deriva.
  • Pérdida del sentido de la responsabilidad y compromiso.
  • Depresión y tristeza.
  • Problemas psicosomáticos.
  • Anhedonia.
  • Apatía.

ESE AGUJERO NEGRO QUE NO SÉ COMO LLENAR

Es frecuente en las consultas encontrar que los pacientes hacen referencia a un ‘agujero negro’, como un boquete que se siente constantemente en el estómago o en el pecho. Es así como se manifiesta el vacío existencial o emocional, como una importante inquietud o ansiedad que manifiesta en el cuerpo y lleva a querer llenarlo como sea.

Esto se refleja con mucha frecuencia en conductas como el comer descontroladamente, beber alcohol, comprar cosas, trabajar en exceso, realizar ejercicio de forma descontrolada, fumar, tomar drogas, buscar constantemente nuevas relaciones sentimentales o aventuras sexuales, entre otro tipo de comportamientos. Es la base de muchas adicciones.

Parece que nada es suficiente, siempre falta algo. Y es que en el fondo ese vacío proviene de carencias afectivas, de lo que no ha tenido, de lo que se perdió, o de lo que no se ha podido hacer en la vida. De lo que falta, sin embargo, nada es material, no se llena con cosas concretas, sino con nuevas experiencias vitales y afectos. 

Tratamiento psicológico del vacío existencial o vacío emocional

Nuestra experiencia como psicólogos en el tratamiento del vacío existencial o emocional se apoya en el análisis de lo que ha faltado en la vida, de lo que se ha perdido, de lo que no se ha tenido, así como en el restablecimiento de nuevos objetivos vitales.

Es probable que este síntoma sea parte de una depresión, de una adicción o de un trastorno de ansiedad, lo que hace necesaria una psicoterapia individual al mismo tiempo que una psicoterapìa de grupo, siendo igualmente de utilidad, como técnicas de ayuda en estos casos, la hipnosis clínica, el EMDR, el Brainspotting, el EFT o el Focusing.