Problemas en hacer amigos

Los problemas en hacer amigos se basan en la falta de habilidades sociales para saber contactar con los demás, en la timidez, en la falta de autoestima y de seguridad personal.

Cuanto mayor es el temor al contacto, mayor es el problema en hacer amigos y de mantener un grupo social sintiéndose aceptado. La dificultad no está en solo en contactar con los demás sino también en saber mantener dicho contacto con desenvoltura. Con frecuencia no se sabe de qué hablar o que decir, lo que acaba llevando de nuevo al aislamiento social, a veces con resentimiento e ira.

relaciones de amistad y sus dificultades

¿Cuáles son las consecuencias de la dificultad para hacer amigos?

Las consecuencias más habituales en la dificultad para hacer amigos son el aislamiento y la soledad, lo que conlleva un alejamiento del entorno que cada vez hace más difícil el aprendizaje en las relaciones sociales.

Al mismo tiempo, suelen apreciarse problemas de ansiedad o depresión. En algunos casos pueden llegar a desarrollarse auténticas fobias sociales en donde apreciamos un rechazo a salir o contactar con otras personas. Quizás el caso más extremo lo encontramos en los jóvenes y adolescentes que se encierran en su habitación y se relacionan con el mundo solo a través de las redes sociales.

¿Por qué me cuesta hacer amigos?

Habitualmente los problemas en hacer amigos se basa, entre otros motivos, en:

Las dificultades en hacer amigos, pueden ser temporales, en determinados momentos o periodos de edad (como por ejemplo, durante la adolescencia) o permanentes, formando esta actitud parte del propio carácter.

CUANDO LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS SUSTITUYEN AL MUNDO REAL

Cada vez es más habitual el uso del teléfono móvil como medio casi exclusivo de contacto social, del ordenador o de las redes sociales, desde donde se puede crear un mundo sin límites, con relaciones sociales sin dificultades, sin riesgo.

Esta forma de aislamiento puede ser voluntaria u obligada, fruto de la comodidad que aporta la distancia junto a la facilidad de hacer y mantener contactos a través de las redes sociales o mediante los programas de mensajería, y en donde el miedo al rechazo apenas existe, porque el riesgo y la ansiedad social son mínimos en estos casos. Sin embargo, este tipo de problemas son el motor habitual desde el que se desarrollan las adicciones tecnológicas en la medida en que permiten y facilitan relaciones virtuales cuando la capacidad de contacto real apenas existe. El caso más extremo lo encontramos en los adolescentes con el coloquialmente llamado Síndrome de Hikikomori, un aislamiento total no solo del entorno social externo sino también de la propia familia. 

Tratamiento psicológico de los problemas en hacer amigos

El tratamiento psicológico de la dificultad para hacer amigos se basa en una psicoterapia breve junto a una psicoterapia de grupo. Sin embargo, y desde nuestra experiencia como psicólogos, también es útil la utilización de técnicas como el EMDR, el EFT, la autosugestión o el psicodrama. Interesa no solo el origen del problema, sino el cómo se está afrontando en la actualidad, corrigiendo los comportamientos, esquemas cognitivos y actitudes actuales que determinan el problema.

Así, además de detectar el origen de las dificultades sociales, es esencial la recuperación de la confianza personal lo antes posible, aprendiendo y practicando nuevas habilidades de relación.

dificultad para hacer amigos