Problemas de rendimiento académico

Los problemas de rendimiento académico se relacionan la falta de motivación, los bloqueos, suspensos, ansiedad ante los exámenes, ansiedad anticipatoria, el miedo, la depresión y la falta de confianza personal.

En algunos casos nos encontramos con auténticas fobias, como en el caso de los exámenes, o ante el propio hecho de estudiar. Todo ello hace que el rendimiento disminuya produciéndose fracasos que retroalimentan el problema, afectando la autoestima.

¿Cuáles son las causas de los problemas de rendimiento académico? 

Las causas más habituales de los problemas de rendimiento académico tienen mucho que ver con una baja autoestima y falta de motivación. A veces, tienen también peso malas experiencias previas, momentos de fracaso, excesivas exigencias externas, autoexigencia o un perfeccionismo con un elevado deseo de control, así como estrés y ansiedad cotidianos.

El tipo de vida también influye, como la falta de descanso, de sueño, el clima familiar y personal, consumo el alcohol, estimulantes o de otras sustancias. Principalmente, el insomnio es el principal enemigo del rendimiento académico.

¿Cuáles son los síntomas y manifestaciones de los problemas de rendimiento académico? 

Los principales síntomas de los problemas de rendimiento académico son:

EL MIEDO A FRACASAR, A NO ESTAR A LA ALTURA

Una de las causas de los problemas de rendimiento académico tiene que ver con los propios bloqueos ante las autoexigencias, miedo al fracaso, el perfeccionismo o las presiones externas. Un ambiente o familia en donde se exige mucho, en donde se mencionan constantemente modelos a seguir (padre, madre, conocidos, etc) puede llegar a bloquear y llevar a fracasos frecuentes a un estudiante, principalmente si sufre de una baja autoestima y no acaba de creer en sus propias capacidades.

Estos problemas suelen manifestarse mediante un excesivo miedo a los examenes, a las exposiciones orales en clase, a no poder concentrarse cuando se está estudiando, a sentir que no rinde el tiempo que se dedica al estudio, y a una ansiedad y miedo constantes. El fantasma del fracaso y del rechazo suele estar siempre en la base del problema.

Tratamiento psicológico de los problemas de rendimiento académico 
El tratamiento psicológico de los problemas de rendimiento académico se apoya en una psicoterapia breve. Con frecuencia en la base de los bloqueos y falta de rendimiento se encuentra una baja autoestima así como malas experiencias previas que impiden una buena ejecución. Igualmente, un entorno altamente exigente, puede llegar a obstaculizar dicho rendimiento.

Como técnicas de ayuda dentro del contexto de la psicoterapia, desde nuestra experiencia en este campo son útiles el EMDR, la hipnosis clínica, las visualizaciones o el Brainspotting.