Problemas de rendimiento laboral

Los problemas de rendimiento laboral se relacionan con todas aquellas situaciones en donde, o bien el rendimiento es inferior al requerido, o el trabajo se convierte en una situación de tensión y estrés en donde el miedo o la ansiedad acaban controlando la situación.

Este tipo de problemas convierten el trabajo en un auténtico suplicio en donde la autoestima se ve inevitablemente afectada produciéndose un ciclo inevitable de bloqueos emocionales.

¿Cuáles son las causas de los problemas de rendimiento laboral? 

Los problemas de rendimiento laboral tienen como posibles causas la falta de motivación, el estrés y la ansiedad, el miedo, el mobbing, la falta de autoestima con sensaciones de incapacidad personal, el propio clima de trabajo, o los cambios organizacionales, entre otros.

También influyen posibles malas experiencias y fracasos previos que pueden conllevar bloqueos emocionales, con un constante temor e inseguridad que hacen difícil un adecuado rendimiento.

¿Cuáles son las principales manifestaciones de los problemas de rendimiento laboral? 

Las principales manifestaciones de los problemas de rendimiento laboral son:

EL MIEDO A PERDER EL TRABAJO: LA PROFECÍA AUTOCUMPLIDA

Con mucha frecuencia los problemas de inseguridad, la sensación de falta de capacidad, de no merecer determinado puesto, el miedo por anteriores fracasos laborales, de ser despedido o de no valer lo suficiente, se convierte en una auténtica profecía que se acaba cumpliendo con una precisión de reloj suizo.

Angeles, tras dos experiencias laborales en donde había sido despedida, y con una autoestima por los suelos, logra por fin un excelente puesto de trabajo. No se lo podía creer, afirmaba en nuestra consulta. Y ese era el problema; no confiaba en sí misma, parecía que le habían regalado algo que era para alguien más competente que ella. Comenta que en su primer día de trabajo en que se sentó en su inmenso despacho, con una vistas impresionantes, pensó ‘Esto no puede ser verdad, esto no es para mí’. Y, en efecto, seis meses después había sido despedida.

Tratamiento psicológico de los problemas de rendimiento laboral 

El tratamiento psicológico de los problemas de rendimiento laboral pasa inicialmente por un análisis de la propia situación laboral en la que se encuentra el paciente. Es posible que el propio clima laboral, o cambios en la estructura organizacional, estén afectando dicho rendimiento.

Sin embargo, además puede ser necesaria una psicoterapia breve o de larga duración, según el caso. Con frecuencia en la base de los bloqueos y falta de rendimiento se encuentra una baja autoestima, malas experiencias previas así como un entorno altamente exigente que pueden llegar a obstaculizar dicho rendimiento.

Como técnicas de ayuda dentro del contexto de la psicoterapia, desde nuestra experiencia en este campo, son útiles el EMDR, la hipnosis clínica, las visualizaciones o el Brainspotting.