Dificultades en los directivos

Los directivos en sus puestos y entornos habitualmente cambiantes tienen que afrontar constantemente dificultades y nuevos retos por lo que necesitan la adquisición de habilidades personales y directivas que normalmente van más allá del propio trabajo.

Un puesto directivo implica determinadas responsabilidades y habilidades sociales e interpersonales que facilitan la adaptación o fracaso dentro de los cambiantes entornos empresariales.

¿Cuáles son los principales problemas y retos en los directivos?

La necesidad de adaptación a estos entornos cambiantes empresariales u organizacionales, frecuentemente conflictivos y difíciles, hace necesaria la adquisición y mantenimiento de habilidades específicas. Estas suelen relacionarse con:

  • Una comunicación eficaz y eficiente.
  • Gestión de los conflictos, habilidades de mediación y de negociación.
  • La capacidad de liderazgo y del trabajo en equipo.
  • La gestión del tiempo.
  • La gestión de las emociones propias y de los demás.
  • La motivación personal, de departamentos y de equipos.
  • La imagen personal, autoestima y confianza frente a grupos y equipos.
  • La falta de habilidades sociales e interpersonales.
  • El control del estrés y ansiedad.
  • Solución de problemas y la toma de decisiones importantes y estratégicas.
  • Asertividad y capacidad de persuasión.
  • Mejora y superación de las barreras comunicacionales.
  • Capacidad de empatía, escucha y comunicación.
  • Adaptación a los cambios organizacionales y estructurales de la empresa.
  • Adaptación a las restructuraciones o despidos. El cambio laboral.
¿Cuáles son las consecuencias de las dificultades y falta de habilidades en los directivos?

Normalmente las consecuencias de las dificultades y falta de habilidades en los directivos se relacionan con problemas de adaptación a nuevas y cambiantes situaciones y responsabilidades, pérdida de liderazgo, falta de motivación, despidos, relaciones conflictivas, desplazamiento a otros puestos no deseados dentro de la estructura de la empresa, pérdida de competencias y poder de decisión o de compensaciones salariales, entre otras consecuencias.

¿Cuáles son los principales problemas psicológicos de las dificultades y falta de habilidades directivas?

La problemática psicológica derivada de las dificultades en los directivos suelen ser:

EL MIEDO, EL PEOR ENEMIGO DE UN DIRECTIVO

Sebastian es un alto directivo de una empresa constructora en la que lleva una gran parte de su vida profesional. Acude a nuestra consulta porque desde hace varios meses no logra dormir bien y siente ansiedad durante todo el día. Está tomando tranquiliantes para poder descansar por las noches.

Tras la evaluación correspondiente, observamos que está viviendo cambios importantes en su empresa: Se han realizado reestructuraciones que han ido afectado progresivamente a toda la estructura directiva. A Sebastian dichos cambios le han afectado en la medida en que su departamento ha sido fusionado con otro, además de encontrarse con una nueva dirección general. Siente que ha perdido el liderazgo de su equipo y el respeto que antes se le tenía, los nuevos miembros del departamento no le reconocen en sus funciones de director y su nuevo jefe no parece que vaya a ponerle las cosas fáciles. A todo ello, la posibilidad de un despido le aterra dada su edad, más de cincuenta años.

Este es un caso frecuente, en donde además de la edad, se vive un proceso de reestructuración en donde el equilibrio que siempre había existido desaparece. En estos casos, la necesaria capacidad de adaptación puede verse frenada por la ansiedad y el miedo, así como por la rigidez personal ante una nueva situación laboral tras muchos años de estabilidad.

Tratamiento derivado de las dificultades y falta de habilidades en los directivos

El tratamiento psicológico adecuado en las dificultades y falta de habilidades en los directivos pasa necesariamente por una formación en la adquisición de competencias y habilidades personales y psicológicas que faciliten la adaptación o enfrentamiento a las situaciones empresariales.

No obstante, en algunos casos de daño psicológicos tras un cambio importante, como un despido o un nuevo contexto profesional,  desde nuestra experiencia como psicólogos, es necesaria una psicoterapia breve con el apoyo de técnicas como el EMDR, el brainspotting, EFT o la reestructuración cognitiva.