Colon irritable

El colon irritable, también llamado colon espástico o colon nervioso, es un grupo de síntomas que comprenden dolor o molestias abdominales con una modificación en la frecuencia o consistencia de las deposiciones, sin causa física directa identificable.

Estos síntomas pueden mantenerse durante años, con períodos de agudización o mejoría. El colon irritable es frecuente en jóvenes y mujeres, constituyendo actualmente uno de los principales motivos de consulta médica.

¿Cuáles son las consecuencias del colon irritable?

La dificultad de encontrar una causa física directa de este trastorno hace que los pacientes deambulen con frecuencia por las consultas médicas y se perpetuen en su malestar.

El colon irritable dificulta y condiciona la vida cotidiana del paciente, es motivo de bajas laborales, así como de una vida normal comparable a la de otras personas, además de requerir de un control alimentario estricto.

¿Cuáles son las principales causas del colon irritable?

No se han descubierto causas físicas que determinen el colon irritable, por lo que parecen tener cada día más peso los factores psicológicos y ambientales:

  • Descontrol alimentario.
  • Abandono en general de costumbres saludables.
  • Abuso de alcohol.
  • Estrés personal, laboral o familiar.
  • Tensión, ira o resentimiento acumulados y no expresados.
  • Dificultades en el afrontamiento de circunstancias y problemas de la vida cotidiana.
  • Ambiente familiar o laboral conflictivo.
  • Conflictos antiguos y permanentes con figuras parentales
EL COLON IRRITABLE, O LO NO DIGERIDO EN LA VIDA

Los problemas en el aparato digestivo simbólicamente tienen mucho que ver con la capacidad de ‘digestión’ y resolución de nuestras experiencias cotidianas, tanto actuales como pasadas. Cuando esto no ocurre, es decir, cuando no existe la capacidad de asimilar y de afrontar las emociones derivadas de determinados conflictos, es fácil la aparición de problemas digestivos.

El colon irritable lo hemos observado en nuestra consulta en muchos pacientes con una ‘paciencia infinita’ frente a las exigencias, frecuentemente abusivas, de los demás. Suelen ser personas contenidas, habitualmente amables, que eluden el enfrentamiento y que suelen ‘tragar’ con lo que les pide. Una fuerte agresividad contenida suele estar en la base. Las emociones no expresadas, guardadas, no digeridas, acaban siendo una de las causas más habituales en este trastorno, en donde las diarreas no son más que una expresión simbólica de agresividad, de expulsar lo guardado, no lo deseado.

Visita nuestro canal Youtube y mira nuestro reportaje sobre colon irritable e hipnosis

Tratamiento psicológico del colon irritable

El tratamiento del colon irritable debe ser múltiple. Desde un seguimiento y tratamiento médico adecuado, hasta el análisis y cambio en las costumbres diarias saludables, entre ellas la alimentación, el sueño, o el ejercicio, entre otras.

El tratamiento psicológico directo del colon irritable necesita siempre una psicoterapia individual que profundice en los motivos de esta somatización, respondiendo muy bien este trastorno a técnicas como la hipnosis clínica, autohipnosis, focusing, EMDR o el brainspotting.