¿Sabes qué es la Apnea del Sueño?

Muchos problemas psicológicos y de cansancio diurno provienen de un mal descanso debido al Síndrome de Apnea-Hipoapnea del Sueño, más conocido como Apnea del Sueño. La Apnea del Sueño es un trastorno en el cual la respiración presenta breves interrupciones durante la noche, reduciendo (hipoapnea) o deteniendo (apnea) la entrada y flujo normal de aire en los pulmones. En condiciones normales puede haber algún episodio aislado de apnea pero, cuando se hace de forma repetitiva y mantenida durante el sueño puede llegar a ser un problema bastante grave.

Así, roncar profundamente o sentir cansancio durante el día, incluso después de haber dormido las suficientes horas, puede ser un indicador de Apnea del Sueño. Y no es exclusivo de adultos, sino que también se observa en niños, en cuyo caso suele deberse al crecimiento excesivo de las adenoides o «vegetaciones».

De-Salud-Psicologos Apnea-del-sueño - Psicologos

¿Existen distintos tipos de Apnea del Sueño?

Existen varios tipos de Apnea del Sueño:

  • Apnea Obstructiva del Sueño. Es la más común, y ocurre cuando los músculos de la parte posterior de la garganta se relajan. Esto hace que las vías aéreas se estrechen o cierren durante el sueño, no recibiendo suficiente aire, lo que disminuye el nivel de oxígeno en sangre. En esos instantes, al no poder respirar, se produce un breve despertar que permite volver a abrir las vías aéreas. Estos despertares generalmente son tan breves que uno no se da cuenta de la cantidad de veces que se ha despertado durante la noche, lo que dificulta alcanzar fases profundas y reparadoras del sueño.
  • Apnea Central del Sueño. Es menos frecuente, y ocurre cuando el cerebro deja de transmitir señales a los músculos de la respiración. Esto implica que no se realiza ningún esfuerzo para respirar durante un período breve de tiempo, con lo que la respiración se detiene. En estos casos, es incluso posible despertarse con dificultad para respirar, para volverse a  dormir o seguir durmiendo.
  • Síndrome de Apnea del Sueño Compleja. Es una conjunción de las dos anteriores, con episodios de apnea que comienzan por una causa central pero que finalizan como una obstrucción al flujo aéreo.
¿Cuáles son los síntomas de la Apnea del Sueño y como se diagnostica?

En general, los síntomas del Síndrome de Apnea-Hipoapnea del sueño pueden ser muy diversos y pasar casi desapercibidos hasta que no se hace evidente el síntoma estrella, el ronquido. Hay que tener en cuenta que no siempre que se ronca se padece este síndrome, pero no hay apnea del sueño sin ronquido. Los signos y síntomas más comunes son los siguientes:

  • Ronquidos fuertes durante la noche.
  • Episodios en los que se deja de respirar durante el sueño.
  • Jadeos al respirar mientras se está dormido.
  • Despertar con sequedad de boca.
  • Dolor de cabeza matutino.
  • Problemas para mantenerse dormido o insomnio.
  • Sueño excesivo durante el día o hipersomnia.
  • Disminución de la capacidad de vigilancia, atención y concentración, habilidades motrices y de memoria.
  • Irritabilidad, malhumor o depresión, si es continuado.
  • Sueño no reparador, lo que lleva a cansancio y fatiga durante el día.
  • Aumento de la presión arterial.
  • Despertarse a menudo durante la noche para orinar.
  • Disfunciones sexuales o disminución de la libido.

De-Salud-Psicologos Apnea-del-sueño

¿ Cómo se diagnostica la Apnea del Sueño?

Ante una sospecha clínica por los síntomas descritos, la prueba fundamental es la Polisomnografía. La prueba clásica, se realiza en una habitación habilitada dentro del Centro sanitario, donde el paciente pasará la noche y en donde se registrarán no sólo las pausas de apnea, sino también la oxigenación de la sangre, la actividad muscular, las ondas cerebrales y electrocardiográficas. En la actualidad, existen modalidades con menos registros pero que pueden realizarse en el domicilio y habitación habitual del propio paciente. La consideraremos positiva si el número de episodios de apnea son superiores a 5/hora.

¿Qué es lo que produce la Apnea del Sueño?

Son variados los factores que facilitan el desarrollo de este trastorno del sueño, unos ocasionales, debido a circunstancias concretas en un momento determinado (ej., abuso de alcohol, comida copiosa, o ingesta de tranquilizantes), mientras que otros son más estructurales y crónicos, como el sobrepeso. En general, tenemos los siguientes factores desencadenantes:

  • El sobrepeso u obesidad.
  • Circunferencia del cuello, un cuello grueso puede conllevar vías respiratorias más estrechas.
  • Ser hombre, los hombres estadísticamente son más propensos a tener Apnea del Sueño que las mujeres.
  • Ser mayor, a mayor edad mayor propensión a padecerlo.
  • Tener antecedentes familiares de apnea.
  • Consumo de alcohol, sedantes o tranquilizantes, que relajan los músculos de la garganta.
  • Ser fumador, fumar incrementa las posibilidades de presentar Apnea Obstructiva del Sueño.
  • Padecer de congestión nasal, por un problema anatómico o por alergias.
  • Afecciones como la insuficiencia cardíaca congestiva.
  • Padecer de hipertensión.
  • Haber desarrollado diabetes tipo II.
  • La enfermedad de Parkinson.
  • El Síndrome de Ovario Poliquístico.
  • Sufrir de alteraciones hormonales.
  • Haber tenido algún accidente cerebrovascular previo.
  • Enfermedades pulmonares crónicas como el asma.
¿Cuáles son las complicaciones más frecuentes de la Apnea del Sueño?

La Apnea del Sueño realmente es una enfermedad grave, cuyas consecuencias son tanto médicas como psicológicas. Desde el desarrollo de trastornos como el incremento en la presión arterial, cansancio físico, problemas cardíacos o hepáticos entre otros, a alteraciones psicológicas como dificultades de atención y concentración, malhumor, irritabilidad, depresión o somnolencia durante el día.

Hay que tener en cuenta que muchas de estas complicaciones pueden interferir la vida cotidiana, las relaciones sociales y de pareja (privación del sueño del compañero o compañera de cama), el rendimiento académico o en el trabajo, la conducción de vehículos o cualquier tarea que requiera de atención, como leer o ver una película.

En los niños la Apnea del Sueño se relaciona con problemas escolares y dificultades en el aprendizaje.

¿Cuál es el tratamiento de la Apnea del Sueño?

El tratamiento de la Apnea del Sueño tiene varios abordajes posibles:

  • Cambios en el estilo de vida, tales como tener una alimentación saludable, limitar el consumo de alcohol, especialmente antes de acostarse, actividad física con regularidad, mantener un peso saludable. La investigación ha demostrado que perder peso puede reducir la apnea del sueño en personas que también han sido diagnosticadas con obesidad, dejar de fumar o, incluso, dormir de lado en vez de boca arriba.
  • Tratamientos médicos mediante dispositivos mecánicos nocturnos de respiración como boquillas de Reposicionamiento Mandibular, que cubren los dientes superiores e inferiores y contienen la mandíbula en una posición que impide que se bloquee la vía aérea superior; boquillas de Retención de lengua, que mantienen la lengua en una posición que evita que se bloquee la vía aérea superior; o los dispositivos implantados en la boca que detectan determinados patrones de respiración proporcionando estimulación a ciertos músculos que abren las vías respiratorias durante el sueño. Pero el más habitual, es un dispositivo CPAP que introduce flujo de aire a presión continua para evitar el colapso de las vías aéreas.
  • Procedimientos quirúrgicos, como amigdalectomía, adenoidectomía, cirugía de tabique nasal o septoplastia, avance maxilar o mandibular, destinados a mover la mandíbula superior y la mandíbula inferior hacia delante para agrandar la vía aérea superior. En los casos más graves puede llegar a utilizarse la traqueostomía, consistente en crear una abertura dentro de la tráquea a través de una incisión ejecutada en el cuello, y la inserción de una cánula para facilitar el paso del aire a los pulmones como única alternativa para respirar.
  • Terapia Orofacial Miofuncional, realizada por logopedas, mediante ejercicios de la boca y músculos faciales y que ayudan a mejorar la posición de la lengua y a fortalecer los músculos que controlan los labios, la lengua, el paladar blando, la pared faríngea lateral y la cara.

 

José de Sola
Psicólogo psicoterapeuta en DE SALUD PSICÓLOGOS

De-Salud-Psicologos Apnea-del-sueño - Psicologos

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Publicado en Medicina y salud, Psicología y salud.