Problemas con el sueño

Los problemas de sueño, tanto por exceso como por defecto, están relacionados con problemas psicológicos. Un alto porcentaje de enfermedades mentales se asocian a alteraciones del sueño pero, a su vez, patologías que originan un sueño no reparador, como la apnea del sueño, conllevan un aumento de problemas psiquiátricos o son un factor desencadenante de crisis o recaídas.

El sueño se regula con la homeostasis corporal y tiene un ritmo circadiano, en relación a la luz diurna y sustancias como la melatonina. Durante las distintas fases del sueño, el cerebro permanece activo, con mayor o menor profundidad, y se llevan a cabo funciones esenciales, neuronales, endocrinas, y reguladoras de la fisiología orgánica.

¿Qué implica el servicio de evaluación y asesoramiento en los problemas con el sueño?

Nuestro servicio de evaluación y asesoramiento en los problemas con el sueño comprende:

  • Valoración del tipo de trastorno de sueño y origen primario.
  • Educación de hábitos saludables de sueño.
  • Valoración tratamiento farmacológico o no farmacológico adecuado a cada situación.
¿SABÍAS QUE …?

El snooze de nuestro despertador nos hace un flaco favor. Ponerlo varias veces por si nos quedamos dormidos, no nos proporciona un descanso extra ya que, el tiempo entre cada una de las alarmas programadas es demasiado breve como para llegar a fases profundas y reparadoras de sueño. Nos levantamos realmente más cansados, lentos y torpes y aumenta la sensación de somnolencia diurna.

Si necesitas poner varias veces el despertador por las mañanas, quizás necesites irte a la cama un poco antes.

¿Cuáles son los beneficios de dormir bien?

Un correcto descanso nocturno es beneficioso a todos los niveles. Nos permite estar más activos, receptivos y mejora la memoria durante el periodo diurno. Conseguimos, por tanto, mejor percepción y razonamiento de los hechos cotidianos, una mejor asimilación de los distintos eventos y ayuda a una mejor progresión de la psicoterapia.

Mantenemos nuestro sistema inmune y endocrino, lo que nos permite un buen funcionamiento orgánico y evitamos niveles altos de la hormona del estrés, que, junto al estímulo de la melatonina y la secreción adecuada de serotonina, nos permite mejorar la estabilidad afectiva y emocional.