Orientación psicológica

Desde la Orientación Psicológica trabajamos la prevención y las pautas de actuación ante potenciales o actuales problemas emocionales, familiares, educativos, laborales, sociales o pareja. Como orientadores realizamos una evaluación de la situación que permita la puesta en marcha de un plan de actuación educativa, familiar, social o terapéutica.

Trabajamos con personas, grupos, familias y sistemas que experimentan problemas tanto situacionales como prolongados y que necesitan de un servicio de orientación previo a la puesta en marcha de cualquier tipo de acción.

LA ORIENTACIÓN PSICOLÓGICA EN LA PAREJA Y EN LA FAMILIA

Con mucha frecuencia los problemas psicológicos personales se relacionan con problemas y dinámicas familiares o de pareja, según el caso. En estas circunstancias, además de la propia psicoterapia individual del paciente, suele ser conveniente alguna sesión de orientación familiar o en la pareja, por ejemplo, cuando existe algún problema de adicción, laboral, de alimentación, o en el descontrol de la ira, entre otros casos.

En estas circunstancias el conocimiento, regulación de las pautas y ayuda en estos entornos es fundamental en el tratamiento individual del paciente. Muchos problemas psicológicos se mantienen o empeoran por dinámicas de relación interna familiares o conyugales. La orientación psicológica en estos casos sirve para apoyar y favorecer no solo la propia recuperación del paciente sino mejorar el clima en estos contextos.

¿En qué situaciones puede ser útil un servicio de Orientación Psicológica?

Son diversas las posibilidades de un servicio de Orientación Psicológica. Como ejemplo, podemos destacar entre otros:

La Orientación Psicológica es un abordaje en sí mismo, y en determinadas circunstancias, una ayuda complementaria a la psicoterapia indidivual.