Psicoterapia de apoyo

La psicoterapia apoyo tiene por finalidad restaurar el equilibrio emocional y psicológico del paciente eliminando los síntomas que generan malestar en el menor tiempo posible, de modo que sea capaz de volver a un nivel de estabilidad cercano al habitual. Adicionalmente, se intenta reducir el impacto de factores externos perjudiciales.

La terapia de apoyo proporciona un periodo de aceptación para enfrentar sentimientos de culpa, vergüenza y ansiedad, así como para enfrentarse a la frustración o presiones de la vida diaria que hasta el momento no han podido ser manejadas de manera efectiva y equilibrada.

¿Cuándo y en qué casos se utiliza la psicoterapia de apoyo?

La psicoterapia de apoyo es el método más habitual de tratamiento psicoterapéutico en los casos en los que se requiere de un restablecimiento rápido, lo más ajustado a lo que ha sido la vida del paciente, tras un impacto o evento difícil.

Así, suele ser útil en los casos de duelos por pérdidas de seres queridos, separaciones o tras un accidente o evento traumático. En estas situaciones, lo que se busca es un restablecimiento a un estado similar al anterior, aunque pudiera existir otra problemática.

PSICOTERAPIA DE APOYO TRAS UN ACCIDENTE DE COCHE

Isabel perdió a su marido tras un accidente de coche. La vida se le vino abajo, no se sentía con fuerzas para seguir adelante con sus hijos ni con su trabajo. Nunca había padecido anteriormente ningún problema psicológico, pero desde el accidente y la pérdida de su pareja comenzó a mostrar una depresión intensa, ansiedad así como dificultad para conciliar el sueño.

Todos estos síntomas son absolutamente razonables tras una pérdida como esta, en donde la vida de una persona cambia de la noche a la mañana, en apenas un minuto. Isabel acudió a nuestra consulta de psicólogos, siendo tratada con una psicoterapia de apoyo. El objetivo consistía en elaborar el duelo y despedida de su marido, así como en reorientar poco a poco de nuevo su vida.

El tratamiento psicológico con psicoterapia de apoyo

La finalidad de la psicoterapia de apoyo se basa en la ayuda al restablecimiento rápido del paciente tras una situación que ha inducido un desequilibrio emocional o social. En este sentido, su objetivo primordial es la recuperación al estado anterior, independientemente de que pueda existir otro tipo de problemática emocional de base que pudiese requerir de un tratamiento más prolongado.

Es frecuente combinar la psicoterapia de apoyo con la psicoterapia de grupo, así como el uso de diversas técnicas de tratamiento adicionales coadyudantes con facilitan y aceleran el tratamiento.