Coaching ejecutivo

El coaching ejecutivo plantea la búsqueda de soluciones, habilidades y competencias relacionadas con el mundo empresarial. Se trata de un entrenamiento y desarrollo de habilidades y estrategias en la consecución de objetivos directivos o laborales, siendo útil en este sentido en la resolución de problemas tanto personales como grupales.

¿A quien va dirigido el coaching ejecutivo?

El coaching ejecutivo va dirigido a directivos que tienen bajo su responsabilidad a equipos de trabajo, profesionales libres y emprendedores, empresarios, así como a cualquier persona que quiera aumentar su potencial laboral personal y el de su equipo.

En general, el objetivo es gestionar mejor el cambio dentro de las organizaciones, empresas o personas que se encuentran en un proceso de mejora y necesitan obtener resultados personales y profesionales.

¿En qué momento es adecuado el coaching ejecutivo?

En general, es adecuado seguir un entrenamiento en coaching ejecutivo cuando:

  • Se carece de la necesaria capacidad de escucha y empatía con el equipo de trabajo.
  • Ante una frecuente inseguridad a la hora de tomar decisiones importantes.
  • Ante la dificultad y falta de confianza para delegar.
  • Ante bloqueos emocionales que impiden con frecuencia el logro de objetivos.
  • Cuando existen problemas de ansiedad y estrés laboral.
  • Cuando existen problemas y falta de competencias para ejercer liderazgo.
  • Cuando se pretende reorientar una carrera profesional.
  • Ante la necesidad de aumentar la capacidad de gestionar los cambios.

¿EN QUÉ CONSISTE EL COACHING?

El coaching es un proceso aprendizaje y entrenamiento que tiene por finalidad el desarrollo de nuevas y mejores competencias y habilidades personales. El ‘coach’ es quien conduce, quien guía y entrena a otro denominado ‘coachee’ desde una perspectiva siempre práctica.

Hay muchos tipos de coaching, dependiendo del tipo de competencias requeridas. El más extendido es el coaching profesional, centrado en las competencias en el ámbito organizativo y empresarial. Es un entrenamiento que ayuda a desarrollar habilidades y actitudes que mejoren la actividad profesional optimizando al máximo el potencial a nivel ejecutivo.

Específicamente, el coaching ejecutivo está muy ligado a la capacidad de liderazgo y, a diferencia del coaching más personal, se realiza igualmente mediante sesiones de equipo o grupales con el objetivo de entrenar para sacar el máximo potencial a un grupo, departamento o equipo. En general es útil no sólo en la mejora del rendimiento, sino también en procesos de resolución de conflictos, de fusión o incremento de la cohesión y del clima laboral, entre otros.

¿Cuáles son las consecuencias y resultados habituales del coaching ejecutivo?

En general, el coaching ejecutivo proporciona habilidades y competencias ayudando a controlar mejor los momentos y situaciones de estrés, facilitando una adecuada empatía y control emocional dentro de los equipos de trabajo.

Al mismo tiempo, mejora la capacidad de comunicación en general en el entorno laboral, fomentando específicamente la comunicación interna del equipo, dando lugar con ello a un aumento de la autoestima y habilidades de los empleados así como de la autoridad del propio ejecutivo. Esto resulta en una mejor gestión de los conflictos y cambios, lográndose a nivel personal un mejor equilibrio entre la vida personal y profesional.