Reestructuración cognitiva

La reestructuración cognitiva es una técnica proveniente de las terapias cognitivo-conductuales, destinada a modificar el modo de interpretación y valoración subjetiva de una realidad, situación o problemática concreta.

En efecto, con frecuencia la carga emocional de los problemas en un momento dado, o los propios hábitos adquiridos en la vida, conducen a distorsiones importantes en la percepción de la realidad que al final no hacen más que empeorar la situación en un proceso que se retroalimenta a sí mismo, dando lugar a comportamientos y emociones disfuncionales.

¿Cuál es la utilidad de la reestructuración cognitiva?

La reestructuración cognitiva ha demostrado ser útil como técnica complementaria terapéutica en depresiones, problemas de autoestima, malas relaciones sociales, familiares, laborales o de pareja, así como en algunos casos de timidez o dificultad en las relaciones sociales que llevan al aislamiento.

Su utilidad radica en su capacidad para corregir las distorsiones perceptivas de la realidad frecuentes en los trastornos emocionales que inducen pensamentos catastrofistas, radicales, o dicotómicos de ‘todo o nada’ y que no hacen más que retroalimentar la disforia emocional.

EL PODER DE LAS CREENCIAS Y PENSAMIENTOS

¿Qué pasaría si perdieras tu trabajo? Seguramente dirías que es algo horrible. Ahora bien, ¿es algo horrible realmente?, ¿es el fin del mundo?.

Seguramente habrás comprobado que si comienzas en pensar en algo terrible, inmediatamente se producen en tu cuerpo emociones muy desagradables. Al contrario también sucede. Y es que, en efecto, muchas de nuestras emociones negativas más habituales suelen proceder de una tendencia a pensar en términos catastróficos. Y no es que la situación te tenga que dejar indiferente, principalmente si has perdido tu trabajo. Pero no es el fin del mundo, no es una catástrofe en los términos en como lo acabas sintiendo.

La reestructuración cognitiva es una técnica que se centra en nuestros pensamientos. En ella se enseña a cambiar la tendencia a pensar de forma desadaptativa por otra que ayude a no sufrir tanto. Por lo tanto, si cambiamos determinados pensamientos, cambiaremos las emociones asociadas a estos, con lo cual nos sentiremos mejor.

El tratamiento psicoterapéutico con la reestructuración cognitiva

Las técnicas de reestructuración cognitiva, en nuestra consulta de psicólogos, se utilizan como complemento dentro de la propia psicoterapia en momentos en donde es necesario detener las distorsiones cognitivas que afectan al paciente.

Sin embargo, nuestro marco de trabajo con la reestructuración cognitiva está totalmente integrado con el resto de técnicas, dado que consideramos que el tratamiento de los trastornos emocionales no puede abordarse exclusivamente mediante la reeducación de los pensamientos.