Visualizaciones

Las visualizaciones consisten en imaginar y representar una situación o estado, focalizando la atención en las sensaciones corporales que producen. Para que las visualizaciones sean eficaces conviene que, por lo menos al principio, sean dirigidas por el psicoterapeuta.

Pueden utilizarse en un sentido positivo, imaginando una situación o estado deseado o, por el contrario, representando un momento actual que queremos cambiar.

¿Cuál es la utilidad de las visualizaciones? 

Hay que tener en cuenta que imaginar es siempre el primer camino hacia un cambio. Todo lo que se consigue se ha soñado o visualizado previamente. Así, dirigidas positivamente, las visualizaciones son el primer paso hacia un objetivo buscado.

Pero también pueden ser utilizadas como medio de evocar una realidad emocionalmente perturbadora que queremos cambiar. En este caso, las visualizaciones permiten representar dichas emociones, sentimientos y comportamientos de la problemática que se está viviendo.

LA VISUALIZACIÓN EN POSITIVO

Las visualizaciones puede utilizarse para reproducir situaciones dolorosas con el fin de poder observar dentro de una psicoterapia sensaciones similares a las que se producirían en una situación real. Pero también son útiles como medio de ganar seguridad y lograr objetivos personales. Esto en visualizar en positivo.

Aunque se ha dicho con frecuencia que el cerebro no distingue la realidad de la imaginación, esto no es del todo cierto. Sin embargo, visualizar con frecuencia escenas o imagenes de como se desea ser o lo que se quiere conseguir (dentro de unos límites obviamente razonables) ayuda a abrir el abanico de opciones de nuestra realidad, principalmente si estamos acostumbrados a vernos a nosotros mismos como fracasados, sin suerte o limitados en la vida. Introducir imagenes de lo deseado ayuda a crear otro tipo de pensamientos y posibilidades personales. Lógicamente si siempre piensas en negativo lo más probable es que tengas experiencias negativas; pero si te acostumbras a imaginarte habiendo logrado tus deseos, estás abriendo nuevas posibilidades que antes no estaban en tu cerebro, y lo más probable es que con el tiempo encuentres muchas de ellas en tu camino.

El tratamiento psicoterapéutico con las visualizaciones

Las visualizaciones son una herramienta de uso diario en nuestras sesiones psicoterapéuticas. Permiten acceder a los núcleos o situaciones problemáticas que se pretenden abordar con la finalidad de poder sentir las propias sensaciones corporales, emociones y sentimientos. Son, en este sentido, un ejercicio de observación en donde el propio paciente puede verse, observarse y sentirse a sí mismo. Desde ahí pueden producirse y modularse los cambios terapéuticos necesarios, principalmente cuando trabajamos con las técnicas somatosensoriales, el focusing o la hipnosis.

Las visualizaciones pueden, por otra parte, utilizarse como forma de superación, de alcanzar objetivos y logros personales, sociales, deportivos o profesionales. En la medida en que estas se realizan con regularidad estamos abriendo el abanico de posibilidades personales.