Tics nerviosos - De Salud Psicólogos Madrid

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Problemas > Descontrol de los impulsos
Tics nerviosos
¿En qué consisten

Los tics nerviosos son un movimientos involuntarios, sin motivo aparente, de determinados grupos de músculos. Generalmente son movimientos convulsivos, inoportunos y excesivos que se dan con más frecuencia en niños de entre 8 y 12 años, desapareciendo por lo general después de la adolescencia.

Los tics nerviosos tienden a desaparecer con la edad, pudiendo mantenerse debido al hábito inicial, sin razones actuales que lo justifiquen.




¿Cuáles son los tipos de tics nerviosos?

Los tics nerviosos pueden ser fónicos (emitir sonidos, carraspera, tos, etc) y tónicos, que implican movimientos musculares, siendo estos a su vez:

  • Simples, con breves movimientos repentinos. Ocurren de forma aislada y a menudo se repiten (parpadear, encoger los hombros, fruncir el entrecejo, sacudir la cabeza, olfatear, etc).

  • Complejos, implican a varios grupos musculares (saltar, olfatear objetos, tocar la nariz, tocar a otras personas, conducta automutilante, etc).
¿Cuáles son las causas de los tics nerviosos?

A pesar de que algunos tics son de origen neurológico, otros tienen una naturaleza psicológica o derivan de los primeros.

Las principales causas psicológicas de los tics nerviosos son:


Tipos de descontrol de los impulsos


Cleptomanía
Tricotilomanía
Dermatilomanía
Onicofagia



Tratamiento psicológico de los tics nerviosos

Existe un común acuerdo entre los especialistas en que el tratamiento con medicación de los tics nerviosos no ofrece habitualmente buenos resultados, además del peligro que suponen los efectos secundarios, especialmente en niños.

Desde nuestra experiencia como psicólogos, el tratamiento psicológico de los tics nerviosos tiene habitualmente una buena respuesta con técnicas como el entrenamiento en la relajación, el EMDR, el EFT, la hipnosis clínica o la autohipnosis. Como siempre, nuestra experiencia nos indica la necesidad de estudiar el contexto personal en donde se producen los tics nerviosos, teniendo en cuenta que a veces pueden ser el resultado de vivencias problemáticas con dificultades para afrontarlas o de la propia estructura de personalidad.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal