Tricotilomania, o arrancarse el pelo - De Salud Psicólogos Madrid

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Problemas > Descontrol de los impulsos
Tricotilomanía, o arrancarse el pelo
¿En qué consiste la tricotilomanía?

La tricotilomanía es un trastorno que consiste en la necesidad y compulsión recurrente e irresistible de arrancarse el propio pelo de distintas zonas del cuerpo. Puede producir desde pequeñas pérdidas de pelo hasta una calvicie severa en cabeza, cejas, barba axilas o vello púbico.

Aunque puede presentarse en niños, la edad clave de desarrollo es entre los 9 y 13 años, pudiendo influir la depresión o el estrés. A veces aparece con la tricofagia, o hábito de ingerir el pelo arrancado, produciendo obstrucciones en el aparato digestivo.




¿Cuáles son las consecuencias de la tricotilomanía?

Las consecuencias de la tricotilomanía, o de arrancarse el pelo, se relacionan mucho con el entorno social del que el individuo tiende a aislarse dado el efecto que la pérdida de pelo puede llegar a tener en su imagen. Al mismo tiempo puede haber también rechazo, burlas o críticas del entorno.

A nivel personal, la autoestima queda afectada influyendo en la propia imagen, lo que produce sentimientos de culpa, problemas sexuales o sociales.
¿Cuáles son las causas de la tricotilomanía?

La tricotilomanía se focaliza generalmente en uno o dos sitios del cuerpo, siendo la cabeza el más frecuente, seguido por las cejas, pestañas, cara, brazos y piernas. Las posibles causas son:


Tipos de descontrol de los impulsos


Cleptomanía
Dermatilomanía
Moderse las uñas
Tics nerviosos



Tratamiento psicológico de la tricotilomanía, o de arrancarse el pelo

En algunos casos graves, la tricotilomanía puede requerir de tratamiento médico adicional.

En principio, el tratamiento psicológico de la tricotilomanía, como trastorno del control de los impulsos, conlleva una psicoterapia individual, unida a técnicas como la relajación, el EMDR, el EFT, el Brainspotting la hipnosis clínica o la autohipnosis. Como psicólogos, nuestra experiencia nos indica la necesidad de conocer el origen emocional de este trastorno, a veces asociado a experiencias traumáticas previas.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal